• Español (spanish formal Internacional)
  • Deutsch (DE-CH-AT)
home Adopcion Finales felices

Final feliz de Madroño (16-07-07)

Madroño

Hola a todos los amigos de Anaa, en especial a Lucí­a y a Susana sin cuya colaboración no hubiese sido posible que me metiera en este "envolao". Recuerdo el día en que ví­ por primera vez a este individuo. Fue en la Exposición de Mascotas en Adopción que se celebró en Colmenar Viejo. Yo estaba tan cerca de allí­ como lejos de plantarme la posibilidad de tener un perro, y claro me pasé por ahí­... y va el tí­o y me hace todo tipo de monerí­as (es un seductor nato). Ese dí­a hablé con Lucí­a (qué gran mujer!) le hice fotos con el móvil y me pasé dos semanas mirándolo con una expresión bastante bobalicona para qué me voy a engañar... Luego repasé todos los pros y contras de la decisión y me salieron muchos más contras que pros. Pues aún así­ ¡voy y lo adopto! Allí­ estaba Miguelina, otra preciosa galga que adoptó Goyo y su pareja (gracias por no decidiros al final por Madroño...). No se quejó ni cuando le pusieron el chip! y el pobre sigue sin quejarse apenas de nada (excepto cuando desaparezco de su vista que se pone a llorar como un tolai...). Sí­, habí­a muchos contras, pero no me arrepiento ni un solo dí­a de haber tomado la decisión. Me acompañó Amparo, que sólo le falta decir "guau" para querer más a los perros. Y después de recibir los primeros consejos de padre primerizo por parte de Susana nos lo llevamos a casa. Ese día le compramos todo el repertorio del manual del buen vivir de los perros pijos. ¡Quién dirí­a al verle que vagaba por un poblado gitano lleno de heridas por todas partes! ¡Si ahora parece un marqués! Al principio el pobre se hací­a de todo en casa pero aprendió pronto y ahora es un campeón de las buenas maneras. Ha tenido un poco de laringitis, unas pequeñas heridas en las manos que he ido curando poco a poco y hace unos dí­as se clavó algo en una mano y le han tenido que operar (me ha salido delicado ¡qué le vamos a hacer!). Espero que la rachita se haya acabado. Trabajo en casa y ni me entero de que está, menos cuando se asoma por la puerta del estudio y me ladra y se esconde para que juegue con él. Se ha hecho el Casanova del barrio, todos le dicen lo guapo que es y él, como buen seductor, empieza a poner posturitas y caritas. Con mi hija Diana se lleva muy bien, cuando se va a la cama entra en su habitación y se tumba a su lado en la alfombra hasta que la niña se duerme. Pero cuando más contento se pone es cuando viene Amparo a verle, el rabo parece un helicóptero. Además, Max tiene un hermano mayor, Duende, un caballo... Les suelto a los dos en la pista y se persiguen, Max ya me sigue cuando estoy montado en el caballo.
Estoy deseando salir al campo con los dos sin riesgo de que se pierda. Me he comprado dos libros de adiestramiento y vamos consiguiendo muchas cosas. Lo del "sit" y el "plas" ya está superado (a veces parezco tonto cuando voy diciéndole esas órdenes). Ya se para cuando se lo digo y viene cuando le llamo aunque todaví­a es un poco despistado y si hay algún perro por ahí­ se lí­a a correr (¡qué maravilla verle correr!) y pasa un poco de mí­, pero todo se andará. Es listo y obediente y aprende rápido. Bueno espero seguir contándoos más cosas de él. Hasta entonces, si estáis pensando en adoptar a otro de los inquilinos de Anaa haced una lista con los pros y los contras y luego tirarla... porque hay pros que valen por muchos contras... David y Max.

© Copyright 2009 ANAA. Todos los contenidos e imágenes de este site son propiedad de ANAA, para cualquier solicitud de material o contenidos escribe a web@anaaweb.org