• Español (spanish formal Internacional)
  • Deutsch (DE-CH-AT)
home Adopcion Finales felices

Final feliz de Narco (08-08-07)

Narco

Parece mentira, viendo las fotos en el estado en que llegó el perro al albergue que pudiera salir adelante de esa. Aún no me entra en la cabeza como un desalmado irresponsable es capaz de abandonar a un animal en una casa sin agua ni comida durante más de dos semanas. El primer agradecimiento de parte de Orco y nuestro es para aquellos vecinos que le oían llorar y agonizar, que os llamaron para que lo recogierais. Gracias a los mimos, caricias y perfectos cuidados que le disteis a este maravilloso animal, logró salir adelante. Para que luego digan que “la sonrisa y las caricias” no son la mejor medicina!!! El pobre siguió sin tener demasiada suerte, en el sentido que pasaban los meses y los años y él seguía allí, sin que nadie se lo llevara. Su suerte cambiaría 3 años después (era el más veterano en la espera del albergue). Nos estaba esperando allí, con su dulce carita. Por lo menos antes disfrutaba de unas hermosas vacaciones con Tamara cada cierto tiempo, se le ve cara “felicidad absoluta” en las fotos que me distes.

Todavía recuerdo como si fuera ayer los ojos de varios voluntarios y esa ansiada sonrisa que se les dibujaba en la cara el día que aparecimos por el albergue y dijimos que habíamos visto la foto de Orco (entonces Narco, y siempre será Narco para vosotros) en internet y nos habíamos “enamorado” de él y nos lo queríamos llevar.

Por fin llegó ese ansiado día 30 de Junio (fecha para recordar) en la que con algo de prisa llegamos al albergue (incluso con coche nuevo) a buscarle. Madre mía qué ajuar nos llevamos (colchón, platos, comida, juguetes,…)!!! En fin, de todo. Recuerdo al perro, que estaba algo nervioso, sin saber muy bien qué pasaba, pero feliz y moviendo el rabito todo el rato. Se veían también a voluntarias llorando (de alegría y nostalgia) al despedirse de un perro tan querido y recuerdo aquel “maravilloso” ordenador que con las prisas no quería funcionar y la pobre Laura volviéndose medio loca… También fue gracioso aquel “pasillito” que nos montasteis para que ningún macho se cruzara en el camino de Orco, jeje y todo el mundo mirando y diciendo “Jo, que perro más grande”. Bueno, el caso es que lo logramos, y a la mañana siguiente bajamos a Málaga de vacaciones. Desde el primer momento el perro buscaba nuestra compañía y no se quería separar de nuestro lado. De nada sirvió ponerle el colchón en el salón, él decidió entrar en la habitación y dormir en el suelo, pero a nuestro lado…

Con los niños el tío aguanta como un campeón la talla aún teniendo 6 niños alrededor de entre 6 meses y 9 años. De la correa ni nos preocupamos, ya no tira nada, el collar de apriete no le haría ni falta. Salimos a correr con él muchas mañanas y desde luego aguanta casi más que nosotros…

Y luego está ese maravilloso mundo de las pelotas!!! Madre mía!!! Se le ocurrió al niño regalarle su pelota de basket y pinchó en la primera mordida, ahora, eso sí, le encanta. La pelota de tenis que le regalaste también pinchó, pero sigue disfrutando con ella.

Y mejor no le veas comer… El tío come de todo, y qué manera de tragar!!! No veas cómo le gustó el pescadito frito…Además sabe pedir la comida con la pata y te mira que da hasta pena.

Bueno, quería decirte que estamos encantados con el bruto este, que nos ha alegrado mucho la vida y que es maravilloso verle perder miedos (le asustan los palos levantados, correas moviéndose de forma brusca,…), y cómo va mejorando y se da cuenta que aunque le dejemos solo un rato, siempre volveremos, ya no le van a abandonar nunca más.

Te dije en una ocasión una frase y te la repito de nuevo: GRACIAS a ti Tamara, porque creo que sin ti Orco no estaría con nosotros ahora (y no sería el perro maravilloso que es), y GRACIAS a todos (absolutamente todos) los de la Asociación ANAA, porque creo que sin vosotros Orco no estaría en este mundo. Hacéis una labor excelente. Orco os llevará siempre en el recuerdo y estoy segura que se alegrará mucho de veros cuando vayamos por el albergue cuando subamos de Málaga para que le veáis. El año que viene nos veréis con él en el concurso de perros sin raza!!! Ya estamos en contacto. Besos: Carlos, Elena y sobre todo muchos lametones de Orco.

© Copyright 2009 ANAA. Todos los contenidos e imágenes de este site son propiedad de ANAA, para cualquier solicitud de material o contenidos escribe a web@anaaweb.org