• Español (spanish formal Internacional)
  • Deutsch (DE-CH-AT)

POR PROBLEMAS TÉCNICOS , los animales que aparecen en la Web en estos momentos NO SON LOS QUE ACTUALMENTE se encuentran en nuestro Centro

home Actualidad Historias para no dormir

Historias para no dormir

Siena, 4 días en la carretera

24-06-07

Siena, 4 días en la carretera

Hay veces que la indiferencia humana llega a límites insospechados. Hasta el límite, por ejemplo, de pasar de largo frente a un animal herido, atropellado, sin movilidad, y no hacer nada por él. Un día cualquiera de noviembre recibimos un aviso. Un perro llevaba 4 días atropellado en una cuneta. Lo máximo que alguien había hecho por él era ponerle "una mantita". Algo es algo, pero una mantita no cura las heridas, ni da de beber o comer. Fuimos enseguida a buscarle. Dimos vueltas y vueltas, no conseguíamos encontrarlo. En el camino, cómo no, nos encontramos otros 3. Una familia al completo, el padre, la madre y una cachorra de 3 meses. Conseguimos coger la cachorra, más confiada, los padres no se fiaban. Decidimos volver otro día, con más tiempo, teníamos prisa por encontrar al atropellado. Y seguimos buscando... Llamamos al número de la empresa en cuya puerta estaba el perro. Nos indicaron mejor cómo llegar. Y por fin la vimos. Un macho, nos habían dicho. Ni se molestaron en averiguarlo, era una hembrita. Una cachorra de 5 meses, blanca y negra. No se podía levantar, no sabíamos todavía por qué, pero una pata de atrás tenía el triple de tamaño de la otra, llena de heridas abiertas. Los ojitos también le lloraban, tenía legañitas. A pesar de su dolor nos movía el rabito cuando nos acercamos. La cogimos con todo el cuidado del mundo pero aún así chilló de dolor. Durante estos 4 días se había hecho pis encima, no podía levantarse. Con lágrimas en los ojos la metimos al coche. Quizá fue nuestra impresión, pero nos pareció que le cambió la carita. Se le relajó la expresión, debió de descansar, pensar que alguien ya se encargaba de ella, ya tenía una oportunidad de salvarse... Fuimos corriendo a que la viera nuestro veterinario. Le pusieron un calmante porque el dolor era muy agudo. Las radiografías dieron un resultado bastante desastroso: fractura de ambos fémures, abiertas las dos. Una de ellas más antigua, por eso tenía heridas e infección, la llevaría arrastrando días enteros. También estaba deshidratada. La llevamos a ingresar, y allí se quedó, con su suero y sus calmantes. Al día siguiente la operamos. Era urgente, pues siendo cachorra las fracturas podían osificar mal y además el dolor era muy fuerte. Ya estaba rehidratada y podíamos esperar que aguantase la operación. Varios horas de operación, y otra vez a ingresar. Sus ganas de vivir eran muy grandes, y después de aguantar 4 días el frío, el sol, la sed, el dolor, decidió que una operación no iba a poder con ella. Y al día siguiente estaba mejor, y al otro mejor. Hoy, según escribo esto, me dicen que ya intenta sostenerse en pie y come y está contenta. Una voluntad de sobrevivir tan fuerte merece toda nuestra ayuda para que sea feliz. Ultimas noticias, Enero 2003: Afortunadamente ha sido adoptada por unas chicas estupendas.
ver fotos

© Copyright 2009 ANAA. Todos los contenidos e imágenes de este site son propiedad de ANAA, para cualquier solicitud de material o contenidos escribe a web@anaaweb.org