• Español (spanish formal Internacional)
  • Deutsch (DE-CH-AT)
home Actualidad Historias para no dormir

Historias para no dormir

Casualidad, abandonada y enferma durante 11 años

09-08-08

Casualidad, abandonada y enferma durante 11 años

Casualidad como su nombre indica fue fruto de dos casualidades, la del primer día en el que unas voluntarias de ANAA la vieron y no la consiguieron coger y la del día de su rescate en el que otra voluntaria que pasaba por la zona la vio desde su coche. La primera vez, la vieron andando, su aspecto daba miedo, el pelo era como el de una oveja pero gris y sucio, apenas se podía reconocer de qué animal se trataba. Iba cojeando y las voluntarias se pusieron a perseguirla. Hubo un momento en que una de ellas consiguio ponerse delante y su aspecto hacía temblar de miedo. De la cara sólo se veían los ojos, en la parte de atrás de su cuerpo, dos herida horribles ensangrentadas... a pesar de acorrarlarla nada pudo hacer por cogerla, la perra lanzaba bocados y terminó sacando fuerzas para correr más que las voluntarias y se la perdió la pista... El dolor fue horrible al ver a ese pobre animal y no haber podido hacer nada para salvarle. La segunda fue fruto de la casualidad de nuevo, una de las voluntarias que la persiguieron el primer día la vió tumbada en un arcén, pensó que estaba muerta pero no quiso tentar la suerte de ir hacia ella por si estaba viva y la asustaba, pasó con el coche y la perra se movió... Inmediatamente llamó a voluntarias de ANAA para que la ayudasen, no podíamos permitirnos que escapara otra vez. Cuando vio gente sacó fuerzas aún no sabemos de dónde y salió corriendo. Mientras se le perseguía, salió un hombre de una casa preguntando a las personas que estaban detrás de ella qué hacían, cuando le contestaron él dijo que la dejaran en paz, que esa perra era de él pero que no se dejaba tocar y que mordía... cuando le preguntaron, les contó que la tenía desde cachorra para que ladrase pero que jamás la había tocado. La perra tenía 11 años!!!. Jamás había recibido cariño, ni una mísera caricia... sólo algo de comida y agua que durante años era la única recompensa que obtenía de su dueño... Cuando la consiguieron coger, su dueño quería cogerla para atarla y curarla con alcohol... por supuesto no se le permitió, la llevaron a un hospital de urgencia donde una vez rapada se vió que era una fox terrier. Se ha hecho todo por ella pero a pesar de tener varias dolencias contra las que podríamos haber luchado, un tumor muy extendido, ha hecho que se la haya tenido que dormir... Este ha sido el final de una vida de soledad, dolor y agonía que ha durado 11 años, un final en el que por lo menos durante unos días ha conocido el cariño y los cuidados de los que nos hacemos llamar serer humanos. Casualidad se ha ido a otro mundo mejor sin dolor, algo bueno hemos hecho y es salvarla de una muerte más cruel que la vida que le ha tocado vivir.
ver fotos

© Copyright 2009 ANAA. Todos los contenidos e imágenes de este site son propiedad de ANAA, para cualquier solicitud de material o contenidos escribe a web@anaaweb.org