• Español (spanish formal Internacional)
  • Deutsch (DE-CH-AT)
home Actualidad Noticias ANAA Noticias 2012 Hasta Siempre Canela-Gurru

Hasta Siempre Canela-Gurru

Hace unos días recibimos este triste e-mail de la familia de Canela-Gurru, Marlene en ANAA, y queremos hacerle este pequeño homenaje. Esta gatita llegó a nuestro Centro de Adopción después de que se llevase a cabo un desalojo de una vivienda en la que malvivían decenas de gatos y perros en unas pésimas condiciones higiénico sanitarias.

A pesar de la terrible vida que tuvo y de su pequeña minusvalía física Marlene siempre fue una gata cariñosísima a la que le encantaba estar rodeada de personas, divertida y que tenía mucho que ofrecer a una familia.

Gracias a su familia por ver en ella al ser tan especial que era y darle una nueva oportunidad en la vida adoptándola.

"Queridos amigos:
Nuestra gatita Canela-Gurru se ha ido para siempre pero para estar con nosotros para siempre en el recuerdo.
Recuerdo el dia que mi hija y yo fuimos a ANAA. Era primeros de Octubre de 2006. Gael nos enseñó a la gatita, que entonces se llamaba Marlene. Ella nos eligió a nosotros y nosotros a ella. Mi hija decidió que aunque tenía 5 años y con el ojo izquierdo parcialmente cerrado, quería darle un vida feliz. Fue el gran acierto porque así ha sido durante estos casi seis años. Le cambiamos el nombre a Canela pero siempre la hemos llamado Gurru por su casi continuo ronroneo. Tenemos miles de detalles que reflejan su bondad, generosidad, inteligencia, sociabilidad, cariño, don del momento (llamado ahora timing), vitalidad.....etc. Siempre ha estado presente en cada rincón de la casa y en cada momento del día. Todos hemos sido muy felices.
Un proceso tumoral apareció a primeros de mayo aunque se diagnosticó en la segunda semana de mayo. Llevamos a la Gurru al Hospital Delicias el día 16 de mayo por la noche. Al día siguiente nos confirmaron el proceso.Nada se podía hacer. Ese mismo día fuimos todos a verla por la tarde. Reconoció rápidamente y desde muy lejos la llamada de mi hija. Ambas se despidieron con cariño y agradecimiento infinitos junto con mi mujer. Al día siguiente fui yo solo a despedirme de Gurru. También me reconoció. Nos miramos y nos dijimos adiós con el mayor cariño que pudimos mientras se dormía para siempre. El tumor no pudo quitarle ni un pelo de su categoría o de cualquier otra cualidad.
Nunca había tenido un animal en casa. Ha sido una experiencia distinta, positiva, necesaria.
Tengo la convicción de que tener ó cuidar animales nos hace mas humanos.
Después de que pase algún tiempo mi hija y yo haremos una visita al Centro.
Prometo enviaros fotos.
Gracias por vuestra labor"

© Copyright 2009 ANAA. Todos los contenidos e imágenes de este site son propiedad de ANAA, para cualquier solicitud de material o contenidos escribe a web@anaaweb.org