• Español (spanish formal Internacional)
  • Deutsch (DE-CH-AT)
home Actualidad Noticias ANAA Noticias 2014 Nuestro querido Perales

Nuestro querido Perales

Perales y Cyan han encontrado un hogar donde estarán juntos y serán felices. Su terapeuta (Sara R.) nos escribe unas línes sobre él.


a mi querido perry pgina 3

A mi querido Perry (Perales):

La primera vez que te vi, estabas en un rincón tumbado sin moverte durante horas, mirando a la pared. En ese momento lo único que sabía de ti era que eras salvajito, que no te gustaban los humanos y que te llevaron de cuarentena a nave en un trasportín con ruedas porque lógicamente no sabias ir con correa. Aunque después me enteré de que se lo hiciste pasar canutas al grupo de mezclas al no querer entrar al transportín.

Pasaron varios días…, dejaste de mirar a la pared y observabas tumbado a los perros que corrían por el patio.

Y un día!! te presentaron a tu gran amiga inseparable Cyan, salvajita como tú y muuy inteligente, no quiere decir que tú no lo seas eh!! Empezasteis a salir al patio a jugar entre vosotros y a correr, sobre todo tu Perry, que a pesar de tener una de tus patitas traseras mal soldada de una ruptura en el pasado, que te hacia estar un poco cojito y tu pequeña artrosis en la cadera, no te impedía que salieras como un rayo y ladrando a los cuatro vientos que era tu hora de recreo.

Alguien que te quiere mucho me dijo que si podía trabajar contigo, ganarme tu confianza y cepillarte esos pelanganos que tenias!! jajajaja. (Gracias Marina por darme esta gran oportunidad de conocerle ya con él aprendí muchísimo sobre todo paciencia, ya que es muuuy cabezota e inteligente!!)Me acuerdo cuando entré por primera vez en el chenil y aunque tu cara es inexpresiva, tus ojos lo decían todo, fue como si me dijeras: “dónde vas humANAAa, a mi no te me acerqueees!! “ mientras reculabas, pero sin quitarme la vista de encima. Lo único que hice durante varios días fué estar sentada en el chenil con premios y poco a poco me fui ganando tu confianza. Me sorprendió mucho cuando me cogías los premios de mi mano con esa suavidad, delicadeza y dulzura.

Otro dia preparé el chenil con cosas de educación ambiental para cambiar un poco de rutina y nuuunca olvidaré como sacaste el premio de uno de los cajones que tenemos de juguete, te dedicaste a coger del tirador, sacaste el cajoncito despacio y te llevaste tu bien merecido premio, con la boca abierta me dejaste Perry!!!.

Después empezaste aceptar mis caricias aunque al principio te costó reconocer que te gustaba eh pillin?!?!? la primera vez que te acaricie tu tacto no era muy agradable :p ya que tenias el pelo sucio, aspero, enmarañado y el cepillado urgente que necesitabas, dios mio!!!me dieron ganas de presentarte a “don cepillo” pero tenía que darte un poquito de tiempo para que te acostumbraras acercarme a ti y acariciarte.

El siguiente paso que dimos fué el cepillo si esa cosa ¿que te di a oler? y que cuando te lo pase suavemente por el lomo, te retiraste rápido y me miraste diciendo: “ ¡¡¿Qué haces tronca?!!” y lo único que se me ocurrió decirte: Perryyy!! Hay que ponerte guapo!!! Y finalmente terminaste por aceptar el cepillado y con gusto. Y empece a verte mas guapooo con el pelo liiimpio, sin enreeedos y suaaaaave, a lo mejor me tiraba un buen rato acariciándote y me mirabas como diciendo: “¿ya nooo?” y yo te decía: “vaaale”.

Otro de los retos que superamos fue el transportin entraste con premios y te quedaste un buen rato como diciendo:”¿y ahora qué?” me encanto ese momento.

Pasaban los meses y poco a poco íbamos avanzando, ahora tocaba los mas difícil el arnés, pero no lo querías ni en pintura asique decidí empezar a trabajar con la correa, te la llevabas arrastrando y tú mirando que era esa cosa que te perseguía, hasta que descubriste que si te tumbabas, dejaba de perseguirte, chico listooo!!. En esta parte como no avanzábamos porque al salir al patio te tumbabas enseguida, cambié el camino te abrí la puerta del chenil y poco a poco fuiste investigando el pasillo de nave, luego paseábamos por tooodo el pasillo. Después te llevaba hasta la puerta de nave y te enseñaba el exterior pero tú solo mirabas y no querías dar ese gran paso de salir de nave, pero respete tu decisión hasta que un dia sin esperármelo decidiste salir por tu cuenta e inspeccionar un poco pero sin alejarte de la puerta y no tenía la cámara encima para grabarlo!!! Por supuesto que a los dos días me lleve la cámara y grabe ese gran momento de nuevo y poder enseñarlo al resto de amigos que te conocen y lo muy orgullosa que estaba de ti!!

Hubo un tiempo que no te alejabas de la puerta de nave de las veces que salíamos y ahí me desanime un poquito, pero tenía que ser paciente como me enseñaste a ser, efectivamente empezamos a avanzar …..esta vez dirección gateras, conseguimos llegar hasta la valla!!, tu solo comías los premios que te dejaba cerca de los gatos, pero una de las veces los miraste y ni te inmutaste, tu seguías con tus premios.:))

Yo sabía que no iba a ser fácil tu adopción ni el de Cyan tampoco, por que el tener que sacaros a pasear iba a ser difícil y que seguís siendo salvajitos. Yo siempre soñaba: “si tuviera un terreno muy grande me los llevaba a los dos”.

Y de repente!!! me dicen que os adoptan!!!! La mayor alegría que me podían dar!!!! Bueno a mí y a todos los que os conocen claro!!

Perry, yo se que ese día te enfadaste mucho conmigo (era por una buena causa) porque te cerré la puerta del transportin y empezaste a ladrar, ladrar, ladrar durante todo el camino, recuerdo que en la furgo te dije que dejaras de ladrar que Cyan se iba a divorciar de ti, ya que a ella ni se la oía, mas buena!!

Al llegar a vuestro nuevo hogar fue impresionante era justo lo que yo soñaba para vosotros, terreno para correr, con arboles grandes que en verano habrá muchas sombras y mas amigos perrunos!!!

Os dejamos en un chenil un poco más grande que el que teníais en el albergue y el buen hombre que os a adoptado os dio varias bandejas de carne y tu Perry te pusiste morao!!mientras que Cyan no hacia más que ladrar a los perros atreves de la valla, menos mal que la dejaste algo a la pobre!!! Luego nos dijeron que os dejarían salir en unos días.

Me fui contenta y tranquila de que os hayan encontrado un hogar.

Tres semanas después decidimos haceros una visita y efectivamente habiais salido del chenil y os dejan la puerta abierta para que podáis entrar cuando queráis. Perry, me alegré verte con mas perros a tu alrededor, se que a Cyan la cuesta un poquito más pero tiempo al tiempo. Estoy segura de que vais a estar bien en vuestro nuevo hogar. Aunque os echamos de menos!!!.

GRACIAS A TODOS!!!!!!

© Copyright 2009 ANAA. Todos los contenidos e imágenes de este site son propiedad de ANAA, para cualquier solicitud de material o contenidos escribe a web@anaaweb.org