• Español (spanish formal Internacional)
  • Deutsch (DE-CH-AT)
home Actualidad Noticias ANAA Noticias 2015 Hoy hablamos de...porqué debemos jugar con nuestro gato

Hoy hablamos de...porqué debemos jugar con nuestro gato

¿Por qué debemos jugar con nuestro gato?

Nuestros pequeños peludos necesitan juegos diarios con sus dueños que le ayudarán a reducir sobrepeso y evitar algunos problemas de comportamiento (ansiedad, depresión…incluso la agresividad)

El juego lleva consigo la realización de una actividad física (carreras, persecuciones y saltos) por lo que además de ser divertido, mejora la circulación y su tono muscular.

Jugar con un pequeño gatito es más fácil ya que siempre están preparados para nuevos juegos, perseguir un cordón o una bolita de papel o cualquier cosa que se mueva por la habitación…. Pero a los gatos adultos les cuesta un poco más.

Debemos tener en cuenta que para un gato casero la hora de jugar será lo más parecido a la caza. Los gatos son buenos cazadores: son rápidos, inteligentes y no tienen miedo del entorno.

Los expertos recomienda unos 30 minutos de juego diarios con el gato que podemos dividir en varias sesiones a lo largo del día. ¿qué tal si le dedicamos a nuestro peludín 10 minutos antes de irnos a trabajar?. Asi se quedará tranquilo y “cansado” mientras no estamos en casa. No olvidemos que los gatos aprenden con rapidez nuestras rutinas y en poco tiempo nos buscarán para que juguemos con ellos.

Algunos juegos que podemos compartir con nuestros peludos:

cat-box copia       1.-Todos los que ya hemos vivido con un gato hemos comprobado cómo les gustan a nuestros peludos las cajas. Podemos aprovecharnos de esta fascinación para jugar con él. Podemos repartir varias cajas de diferentes tamaños en la habitación (cajas de zapatos, de cereales, de regalo, más grandes, más pequeñas…), escondemos algún premio rico dentro de alguna de las cajas, y…. ¡¡¡a encontrarlo!!

2.- Bolsas de papel: se convertirán en juego interminable. Entran, salen, vuelven a entrar…. Y ya si les pones una pelotita en el interior…

gato en bolsa de papel

3.- Ata una pelota a una goma elástica larga y muévela cerca de tu gato. Él jugará a cazarla durante mucho rato.

4.- Una tartera (o taper o caja), unas pelotas de pin pon y un premio. Tan solo tenemos que poner el premio y las pelotas en la caja y dejar que nuestro peque encuentre el premio. No olvidemos dejar suficiente espacio para que pueda mover las pelotas para encontrar su premio.

5.- 2 vasos de plástico boca a bajo y un puñado de premios. Le enseñamos al gato los premios, los ponemos debajo de los vasos de plástico y… ¡¡a sacar los premios!!

6.- Un recipiente con agua templada y algunos juguetes (pelotas, ratones…) que floten. Nuestro peque intentará pescar sus juguetes y estará entretenido durante un buen rato  piscina-para-gatos-kitty-lake

 

Es importante que los juguetes que hayamos utilizado se recojan y guarden así el interés por ellos aumentará en la próxima sesión de juego.

No debemos olvidar que cada gato tiene un juguete preferido y que los usa de una forma determinada. No desesperemos si no encontramos su juego favorito a la primera. Debemos seguir intentándolo y ser capaces de disfrutar de horas de juego con nuestro gato.

¡¡¡A jugar!!!!!!!!

© Copyright 2009 ANAA. Todos los contenidos e imágenes de este site son propiedad de ANAA, para cualquier solicitud de material o contenidos escribe a web@anaaweb.org