ANAA PRESENTA A… Cari

ANAA PRESENTA A… Cari

LA BONITA PERO AÚN INCOMPLETA HISTORIA DE SUPERACIÓN DE LOS PASTORES
Han pasado tres años y ocho meses desde que en ANAA ayudamos a 70 pastores alemanes a salir de su infierno. 
El llamado Síndrome de Noé es algo con lo que, por desgracia, nos topamos todas las protectoras cada año.
Animales atrapados entre cuatro paredes sin poder huir, peleándose por algo de comida y agua, rodeados de suciedad, oscuridad y el más cruel de los encierros provocado por el humano.

Cuando estos pastores llegaron a ANAA, todo era terror y pánico. Por fin salían de sus agujeros, pero eso les daba aún mucho más miedo. 
Había perros de todas las edades. Las hembras más mayores arrastraban las mamas como consecuencia de haber parido infinidad de veces. Los machos más jóvenes echaban la boca de puro pánico y los machos más viejos apenas se tenían en pie. 

Han sido años de trabajo muy duro con ellos, unos avanzaron más rápido que otros, pero las casas de acogida han sido fundamentales para terminar de ayudarles.
Es un sueño que parecía imposible pero, a día de hoy, hemos dado en adopción al 90% de ellos y todos han acabado en familias maravillosas que les quieren y entienden a pesar de sus miedos más profundos, esos miedos que nunca se irán porque nacen del alma.

Los penúltimos y más difíciles de estos pastores, Brino y Yadar, se han ido en acogida en Noviembre. Pero no podemos terminar de celebrarlo porque todavía nos queda nuestra Cari. Siempre bromeábamos con que sería curioso que, precisamente la única sociable de este grupo, quedase la última y no nos podemos creer que así haya sido.
Cari, nada más llegar a ANAA, tuvo que ser intervenida de su cara, la tenía llena de mordiscos y apenas podía abrir los ojos. Sobra decir que fue una de las que más miedo tenía, sin embargo, poco a poco fue despertando de sus miedos y se volvió la más sociable, cariñosa y pizpireta de tod@s.

No entendemos que nadie se la haya llevado a pesar de que tod@s la ofrecemos por lo especial que es.
Creemos que el problema es su carita, la cual aún sigue siendo “rara”…  por desgracia el físico es lo primero que llama la atención, para bien y para mal.

Cari tiene diez años pero la personalidad, vitalidad y alegría de una perra de dos.
Como todos sus compañeros pastores, necesita convivir con un perrete y se aferrará a él y le adorará más que a nada en el mundo. 
Ella ha ayudado a muchísim@s perr@s con miedos e inseguridades a confiar y a “despertar”, es una maestra de vida y la más inteligente de toda su antigua manada.

Queremos que tenga la misma suerte que los demás, ya le toca. Y, sí, su cara no es la más bonita pero en cuanto la conozcas la verás tan bella y maravillosa como la vemos nosotr@s.
Buscamos para ella una familia definitiva o en acogida, solo queremos que no llegue a cumplir 4 años en ANAA así que si crees que puedes ayudarla, escríbenos y estaremos deseosos de presentártela.

Buscamos para ella una familia definitiva o en acogida, solo queremos que no llegue a cumplir 4 años en ANAA así que si crees que puedes ayudarla, escríbenos y estaremos deseosos de presentártela.

No Comments

Post A Comment