ANAA presenta a… KIKIN

Kikin

ANAA presenta a… KIKIN

Kikin y su “hermana” Turka, entraron hace dos años en nuestro Centro de Adopción .
Venían de estar en una hogar desde cachorros pero su familia lo perdió todo y al aportarnos informe de su situación nos hicimos cargo de ellos.

Turka era muy alegre, pizpireta y de tamaño pequeño por lo que tuvo muchísimas familias interesadas y pronto se adoptó.

Kikín era igual de amoroso y alegre, pero al irse Turka cambió radicalmente: el de repente perder a su familia, su hogar y el apoyo de su hermana le empezó a causar muchísimas inseguridades y miedos…, el pobre no entendía nada…


A este cambio se le sumó que le diagnosticamos leishmania y eso, junto con el cambio progresivo de su carácter, hizo que Kikin fuese invisible para los adoptantes.

Pero de repente algo de suerte llegó a su vida y es que la familia de Lupitta (ahora Nara), adoptada en ANAA en 2016 y mezcla de presa como Kikín, quiso ayudar a un perro de las mismas características y el elegido fue él!!!

Lleva en su casa en régimen de acogida desde Noviembre de 2020 y aunque ha costado que superara todo su pasado, está demostrando ser un perrazo y queremos buscarle ya un hogar definitivo en el que siga mostrando lo maravilloso que es.

Para buscarle esa ansiada casa, creemos que no hay mejor forma que su familia actual cuente todo sobre nuestro “Kikito” y aquí dejamos un escrito hecho por ellos…

“Kikín es cariñoso a más no poder. Le encanta acurrucarse a tu lado en el sofá y apoyar la cabeza en tu regazo soltando un largo suspiro. Es algo friolero y en invierno le encanta que le tapen con la mantita.

Le gusta que le rasquen la barriga y se pone panza arriba para que juegues con él. Le pirra la comida y le motiva mucho para enseñarle cosas. Ha pasado de engullir todo a saber esperar a que le den la comida y no robar comida humana, aunque es muy difícil negarle algo cuando te pone ojitos 👀.

Su momento favorito es el momento peluquería, después del paseo de la tarde, porque sabe que con el cepillado hay muchos mimos y le gusta que le dejen bien guapo, se acomoda siempre para que le peines por todos los lados! Y claro, sabe que después toca comida 🤣🤣.


Al principio era todo energía, muy nervioso y alocado, poco a poco ha ido cogiendo confianza y las rutinas y aunque sigue teniendo algunos miedos (como al papel albal o cuando ve mucho movimiento de escobas y fregonas), ha bajado mucho su nivel de energía y se ha ido haciendo a las rutinas.

Cuando llegó a casa era muy inseguro y le ladraba a todo el mundo que venía, a los repartidores los tenía fritos! Poco a poco va confiando en la gente y entendiendo que nadie va a hacerle daño y ahora solo les observa con curiosidad 😂.

Es un perro ideal para salir a correr con él y que libere energía, le gustan mucho los juegos de olfato y dormir en mullidito (prefiere un buen sofá a una cama, 😂😂).

Se lleva bien con perros tranquilos y está aprendiendo a socializar con perros de energía más alta porque es bastante impulsivo en los acercamientos, pero cuando coge confianza es un buen compañero. Con nuestra perrita Nara se lleva de maravilla! Y tiene una pequeña perripandi en el parque con la que paseamos todos los días.


Todavía le queda algo de trabajo de socialización, pero es muy listo, tan pronto entiende que solo le vas a dar mimos y cariño (y eso lo pilla enseguida) lo tienes en el bolsillo!”

La familia de Lupitta (ahora Nara)

Si quieres conocerlo, llama o escríbenos… no hay perro que lo merezca más!
Envía un correo a anaa@anaaweb.org

Más información de Kikin aquí!

No Comments

Sorry, the comment form is closed at this time.