ANAA presenta a… Mahía y Kasta

Mahía y Kasta

ANAA presenta a… Mahía y Kasta

Os presentamos a Mahía (blanca y negra) y Kasta (atigrada) , dos gatitas muy especiales que llevan 9 meses esperando una oportunidad.

Llegaron por separado a ANAA pero con una cosa en común: eran unas cachorritas que habían luchado mucho por sobrevivir. Mahía tan sólo tenían dos meses y Kasta tres.

Mahía llegó atropellada con la cadera rota y muchísimos dolores. Kasta llegó tres días más tarde tras ser, seguramente, golpeada por un coche. Tenía una herida abierta en el cráneo, heridas en el lomo y fracturas en las patitas.

Las dos necesitaron mucha medicación y manipulación veterinaria, pero jamás bufaron ni hicieron ni un solo gesto feo, a pesar de estar tan doloridas. Es más, todo lo contrario, agradecían cada atención que recibían con ronroneos y acurrucos. Cuando veían que alguien entraba a las instalaciones en las que estaban, se ponían contentas y saludaban con maulliditos.

Cuando por fin conseguimos estabilizarlas, se fueron de acogida juntas. Nunca se habían conocido a pesar de tener historias y personalidades tan parecidas, y en su casa de acogida surgió el amor. Las pequeñas ahora son inseparables, pareciera que están hechas la una para la otra y que tenían que encontrarse fuera como fuera, es por esto por lo que su adopción tiene que ser conjunta.

Como siempre decimos, casi en todas las ocasiones, adoptar dos gatos es mejor que uno. Se hacen muchísima compañía, juegan de manera especial, duermen acurrucados, se acicalan y se quieren de una forma única. Además, Kasta y Mahía se han vuelto inseparables en estos meses, superando todos los baches malos que tenía la vida para ellas.

Queremos hacer una mención especial a su casa de acogida, Nieves y Carlos, por cuidarlas y quererlas tanto, por acompañarlas en este largo camino de recuperación y no perder la esperanza de que saldrían adelante, por llevarlas a especialistas, recorrer kilómetros, dedicar muchísimo tiempo a que fuesen las gatas felices que son.

Las casas de acogida son totalmente necesarias para casos como estos, en los que en ANAA seguramente no hubiesen sobrevivido.

Ahora son unos bombones maravillosas de apenas un año de edad, muy luchadoras, cariñosas, juguetonas y ronroneadoras, que además se llevan de maravilla con otros gatos.

Si quieres venir a conocerlas no dudes en escribirnos un correo a anaa@anaaweb.org, se merecen ya tener un hogar definitivo y pertenecer a una familia para siempre. A cambio te llenarán los días de diversión y mucho amor.


Síguenos para ver más finales felices, animales en adopción, noticias y mucho más:

Instagram:  asociacion_anaa
Facebook: @asociacionANAA
Twitter: @asociacion_anaa

Youtube: Anaa Anaaweb

No Comments

Sorry, the comment form is closed at this time.