Centro Veterinario ANAA: LA LEISHMANIA EN NUESTROS AMIGOS PELUDOS

Centro Veterinario ANAA: LA LEISHMANIA EN NUESTROS AMIGOS PELUDOS

La Leishmaniosis es una enfermedad parasitaria causada por un parásito denominado Leishmania. Existen varias especies distintas del género Leishmania en distintas partes del mundo, pero en España solo existe la Leishmania Infantum.

Cuando un mosquito (flebótomo sano) pica a un perro infectado con Leishmania, coge parásitos de la sangre de su piel. Estos parásitos se liberan en el estómago del flebótomo y en pocos días, el estómago del mosquito está lleno de parásitos. Cuando la hembra vuelve a picar, los parásitos (leishmanias) pasan a la sangre de la piel del perro produciendo una mínima lesión que se conoce con el nombre de “chancro de inoculación”. El chancro va desapareciendo poco a poco y mientras, los parásitos se van dispersando por la sangre del perro hasta otros órganos. Solo la hembra transmite la leishmaniosis ya que es la única que se alimenta de sangre que necesita para poder producir huevos. Los descendientes nacen libres de parásitos.

El periodo de incubación es largo y va a ir en función del sistema inmunitario de tu amigo peludo.

Existen dos tipos de leishmaniosis canina: visceral (afecta a los órganos internos) y cutánea (síntomas dermatológicos) que es la más frecuente en perros y cuyos síntomas suelen ser: alopecias, ulceras en la superficie de la piel, hiperqueratosis (engrosamiento, pérdida de color de la piel, grietas en hocico y almohadillas), uñas muy largas o frágiles, inflamación de los ganglios, necrosis en la punta de las orejas.

Se propaga con rapidez y puede llegar a ser mortal por lo que la prevención siempre es el arma más eficaz.

Habla con tu veterinario para organizar las revisiones de tu perro ya que harán posible determinar con prontitud, en su caso, la existencia de leishmania y así poder poner lo antes posible el tratamiento adecuado.

Nuestro Miño ha empezado su tratamiento en octubre y acude a sus revisiones en nuestro Centro Veterinario para comprobar cómo va haciendo efecto su tratamiento. Por fin la semana pasada terminó con sus inyecciones, se ha recuperado de sus lesiones y ahora toca mantener la infección a raya. Por supuesto, no ha faltado su premio por portarse tan estupendamente.

Cualquier duda que pueda surgirte, no dejes de llamarnos al 91 028 29 62 o escribirnos cvanaa@anaaweb.org.

¡Recuerda que el 100% de los beneficios se destina a la Protección Animal!

No Comments

Post A Comment