Final Feliz de Akela

Final Feliz de Akela

Akela llegó a ANAA en abril de 2020 sin entender dónde estaba ni qué hacía allí, por lo que su carácter no fue muy amigable con todos nosotros durante un largo tiempo, el pobre estaba muy asustado.

Tuvo que pasar por muchas pruebas y tratamientos veterinarios hasta que se dio con la enfermedad que lo estaba dejando casi sin pelo ni energía, y eso no ayudó a que empezara a confiar en nosotros. Salía a pasear y toleraba ciertas caricias, pero sin disfrutarlo… Estaba apagadillo y tristón.

Poco a poco se acostumbró a las rutinas diarias del Centro de Adopción y cogió mucho vínculo con algunos trabajadores y voluntarios. Con ellos era un perro totalmente diferente: divertido, dulce, cariñoso…; incluso se ponía panza arriba esperando su dosis de caricias o te picaba para que jugaras con él. A partir de entonces fue mejorando con todos y dejándonos disfrutar del perro que es. Solo necesitaba tiempo y recibir amor, que seguramente no sabía lo que era hasta llegar a ANAA.

Todos estábamos felices de verle por fin relajado y por haber descubierto al perro maravilloso que escondía.

Ahora venía la segunda parte: encontrarle un hogar. Y esto no parecía tarea fácil porque está considerado como PPP (Perro Potencialmente Peligroso) por ser un Akita Inu, era mayor (unos 9 años), grande y además con alguna enfermedad.

Akela en s nuevo hogar

Pasó con nosotros alrededor de un año y medio hasta que volvieron a llegar los ángeles Ronnier y Oriana. Ellos tuvieron en acogida a nuestro querido Bichejo hasta que falleció, perro también invisible y mayor en el que nadie se fijaba, y tras un tiempo de duelo quisieron volver a acoger a algún perro que lo necesitara de verdad, por lo que rápidamente pensamos en Akela.

Ronnier nos cuenta un poco cómo ha sido todo este tiempo juntos y cómo han dado el gran paso de adoptarle y ser su familia para siempre:

“Nuestro querido gordito después de un periodo como canguros, que poco a poco nos hemos ido conociendo los tres y ajustando nuestros horarios para atender a todo lo que necesitara, decidimos que ya desde hace mucho era nuestro pequeño, un miembro más de nuestra familia. En todo este tiempo, nos ha transmitido un gran cariño. Nos ha hecho felices con sus recibimientos cuando llegamos a casa y sus caras de felicidad cuando recibe mimos. Sin duda que ha sido un perro PPPerfecto! Aunque es un abuelete, juega y todo como un cachorro. Lo vemos muy bien, sano, lleno de vida, la cual esperamos llenarla de felicidad y paz todo el tiempo posible! Queremos regalarle los mejores paseos, viajes (que se porta de maravilla en coche) y una vida de mucho amor!!”

Akela de viaje

¿Veis lo maravillosos que son? Solo podemos agradeceros todo lo que hacéis por los que más lo necesitan y por cómo os entregáis. Ojalá seáis muy muy felices durante mucho tiempo juntos, tanto Akela como vosotros os lo merecéis infinitamente.

Si tú también quieres dar la oportunidad a un animal invisible, a un ser de luz que ahora no brilla, a un animal con miedos o que lo pase realmente mal en nuestro centro de adopción, o simplemente quieres salvar vidas, escríbenos a anaa@anaaweb.org y te presentaremos a todos los bichitos que esperan ansiosos a tener un hogar.


Síguenos en las redes sociales para ver más finales felices, animales en adopción, noticias y mucho más:
Instagram:  asociacion_anaa
Facebook: @asociacionANAA
Twitter: @asociacion_anaa

No Comments

Sorry, the comment form is closed at this time.