LOS CONEJOS ABANDONADOS

Abandono de Conejos

LOS CONEJOS ABANDONADOS

El abandono NO es una opción.

En el momento en que un animal entra a formar parte de nuestra vida, es dependiente de nosotros. Para siempre.

Un parque, la carretera, dentro de una jaula al lado de un contenedor, como si su vida no valiese nada. Bien por la falsa creencia de que “un conejo será feliz suelto en el campo”, bien porque piensen que alguien lo verá y se lo llevará. ¿Y en que condiciones llegan “con suerte” a las protectoras?. Maloclusión dental, sobrecrecimiento de uñas, conjuntivitis, miedo…

La ecuación del abandono es sencilla de entender: un animal al que se provee a diario de lo que necesita para vivir, no será capaz de conseguirlo solo, no sabrá hacerlo, luego es dependiente de su familia hasta el final de sus días.

Los conejos rescatados en parques a menudo llegan con heridas causadas por depredadores, los encontrados en jaulas con uñas que no han desgastado en meses, quizá porque jamás han salido de ellas, y les provoca dolor cada vez que caminan. Los dientes, torcidos, rotos o con sobrecrecimiento son síntoma de una alimentación inadecuada. Y todos estos, entre otros, una desatención de un animal, que en muchas ocasiones se considera un “juguete roto caro de reparar”.

Un conejo requiere atención diaria, limpieza, alimento fresco y socialización. Las visitas periódicas al veterinario también son necesarias.
Ellos no son una opción al “no puedo tener otro animal y el conejo es fácil de mantener”. Por favor, si has decidido aumentar tu familia con un conejo, asesórate. Habla con un veterinario especializado en exóticos, ven a ANAA, te informaremos de todos los cuidados que necesita este maravilloso animal.

Y siempre, siempre. Adopta.

No Comments

Sorry, the comment form is closed at this time.