Programa “PPPerfectos”

¿Debemos hablar de razas potencialmente peligrosas o de individuos potencialmente peligrosos?. En ANAA tenemos claro que juzgar a las razas por sus cualidades físicas, en este caso por su fuerte musculatura, aspecto poderoso, robusto, configuración atlética, agilidad, vigor, resistencia… y encasillarlas en la descripción “potencialmente peligrosas” hace un flaco favor a estas razas que tan nobles, fieles y cariñosas son. Para ANAA, son claves la educación y la correcta socialización de un perro, sea cual sea su raza.

 

El listado de perros considerados como razas potencialmente peligrosas no hace más que etiquetar a estos animales prejuzgándoles sin conocer al individuo en cuestión, siendo dato especialmente curioso que esta cuestión varía según donde vivas.

 

En los últimos años, el número de perros catalogados como “potencialmente peligrosos” inscritos en el registro autonómico de identificación de animales de compañía (RIAC) se ha disparado teniendo una consecuencia directa en las Protectoras y Centros de Protección Animal que vemos como nos llegan a diario Pit Bull, American Staffordshire, Rottweiller…

 

 

Por todo ello, actualmente, los mal llamados PPP´s, tristemente, son los animales más abandonados y los menos adoptados, pues son animales altamente sensibles que sufren muchísimo estrés en los Centros de Adopción lo que hace que su comportamiento no atraiga especialmente a las familias que vienen a adoptar. Además, los requisitos en cuanto a seguro, licencia, condiciones para pasearles, etc hacen que muchas familias opten por otros animales.

 

En ANAA queremos una familia para todos y cada uno de nuestros PPP´s, por ello nace el “Programa PPPerfectos”. Te proponemos que seas su gran oportunidad acogiendo a uno de nuestros PPPerfectos, bien por un tiempo indefinido hasta que se adopte, bien hasta su fallecimiento.

  • Si te conviertes en su casa de acogida hasta que se adopte.
  • En este caso, tú deberás sacarte la licencia administrativa correspondiente (licencia que deberás llevar siempre contigo) siendo ANAA quien cubra el resto de necesidades que tenga el animal; seguro de responsabilidad civil, alimentación, collar, correa, camita, arnés, bozal, atención veterinaria, medicación y residencia en caso de ser necesarias.

 

  • Si te conviertes en su casa de acogida hasta su fallecimiento.
  • En este caso, el animal se queda contigo hasta el final de sus días. Tú te haces cargo de su licencia administrativa, alimentación, collar, correa, camita… y ANAA seguirá manteniendo su apoyo en cuanto a seguro de responsabilidad civil, atención veterinaria, y residencia, en caso de ser necesarias.

En cualquier caso, ANAA siempre estará detrás con su apoyo, asesoramiento, educadores si son necesarios, y resolviendo cualquier duda o contratiempo que os pueda surgir.

Acoge un PPPerfecto y sálvale de una larga vida de encierro y estrés.