• Español (spanish formal Internacional)
  • Deutsch (DE-CH-AT)
home Actualidad Noticias ANAA Noticias 2015 La Leyenda de las gatas carey

La Leyenda de las gatas carey

chiwi y sol copia

Unos animales tan diferentes y enigmáticos, con propiedades casi mágicas, no podían prescindir de una hermosa leyenda que explique porqué están con nosotros.

Cuenta esta leyenda que hace ya varios siglos el sol, cansado de observar anónimo el trascurrir de la vida en la tierra quiso participar de ella. Para ello pidió ayuda a la luna, quien debía cubrir su ausencia con el fin de que los humanos no se percatasen de que el astro rey no estaba en su lugar. Así fue como un caluroso día de junio la luna cubrió lentamente al sol y fue poco a poco instaurando la oscuridad en la tierra, lo le dio oportunidad al sol de ausentarse y hacer realidad su sueño de ser corpóreo. Para cumplir su deseo y pasar desapercibido entre los mortales, el sol eligió al ser más perfecto, ágil y discreto de la tierra, una gata negra.

Y así paso el tiempo, el Sol vivió con intensidad aquellos días en la tierra hasta que la Luna, cansada de esperar su regreso decidió retirarse. El Sol tuvo que salir rápido del cuerpo de la gata negra a ocupar su lugar en el cielo, pero en su rápida huida, miles de rayos de luminosos y dorados colores, cubrieron y quedaron atrapados en la mágica piel de la gata negra. Desde entonces las hijas de aquella gata llevan el recuerdo de los rayos y destellos dorados que el sol olvidó en su madre, así como su temperamento y sabiduría.

Cuando decidimos compartir nuestra vida con una gata carey podemos tener la total y absoluta certeza de que no existe, ni existirá jamás, un animal como el nuestro. Podemos asegurar que seremos unos privilegiados por poder tener a nuestro lado una joya inigualable que podrán admirar, pero nunca imitar.

© Copyright 2009 ANAA. Todos los contenidos e imágenes de este site son propiedad de ANAA, para cualquier solicitud de material o contenidos escribe a web@anaaweb.org