Milli, empezando una nueva vida.

Final Feliz de Milli

Milli, empezando una nueva vida.

Rescatamos a Milli en una situación complicada… Con seis años, leishmaniosis y cieguita… Sabemos poco de su vida anterior, pero lo que sí sabemos es que luchamos por sacarla adelante y darle la seguridad que necesitaba. Así, se fue a una casa de acogida donde descubrimos la gran perra que es, aprendió a moverse y a relacionarse con los gatos con los que convivía muy dulcemente (desde aquí les volvemos a dar las gracias por la gran oportunidad).

Aunque allí estaba muy bien, Milli necesitaba un hogar definitivo y estabilidad para siempre, ella había demostrado tener las fuerzas para vivir y nosotros teníamos que compensárselo.

Así que empezamos a buscar… Sabíamos que no llamaba tanto la atención como un cachorro, y efectivamente por más que la difundimos a través de las redes sociales nadie se interesaba por ella… Es una lástima que cuanto peor es la vida de un animal y con peores condiciones llega a nosotros, más difícil es buscarle un final feliz.

Pero un año después de su llegada se fijaron en ella más allá sus problemas de salud, y se enamoraron de su increíble corazón.

Sí, por fin Milli ha sido felizmente adoptada, y encima por una familia muy cercana a ANAA, Bárbara y su marido Iván, y ahora nos dedican unas palabras para contarnos su historia:

“La irresponsabilidad de unos propietarios por no llevarla a tiempo al veterinario, le costó a Milli sus ojos y sus oídos. Un ángel, apareció en su vida, Mariana, y la alejó del infierno en el que vivía. Durante más de un año ha estado bajo su cuidado y el de Anaa, donde ha podido recuperarse lo suficiente para adaptarse a una nueva familia. Puede parecer abrumador coger un perro sordo-ciego, pero 5-2=3, lo que significa tener un perro perfectamente funcional que desarrolla súper-poderes de olfato, tacto y gusto. No tiene miedo a nada y va tan pichi con otros 8 compañeros de manada de paseo, entre ellos un gran danés y dos mastines. Persigue por el patio a su nuevo compañero Leo, que la aguanta con caballerosidad e infinita sensibilidad incluso cuando le muerde la pata. Y no se corta a la hora de hacerse respetar ¡menudo carácter! su cama es suya y punto. Utiliza el tacto para comunicarse contigo por lo que tienes una croqueta de mimos 24h al día. Cuando ves la energía y fortaleza de esta perra te das cuenta de lo valiosas que son todas las vidas y todos los momentos. Milli ha venido para recordarnos la alegría de vivir.”

Familia de Milli

Y es que como dice Dani Rovira “igual la vida es eso”. Igual la vida es aprovechar los pequeños momentos, como bien nos enseñan los perros como Milli.

Si tú también quieres ayudar a un peludo como casa de acogida o adopción, no dudes en escribirnos un correo a anaa@anaaweb.org, te contaremos todo lo que quieras saber.

Síguenos en las redes sociales para ver más finales felices, animales en adopción, noticias y mucho más:
Instagram: 
@asociacion_anaa
Facebook:
@asociacionANAA
Twitter:
@asociacion_anaa

No Comments

Post A Comment