• Español (spanish formal Internacional)
  • Deutsch (DE-CH-AT)
home Adopcion Finales felices

Final feliz de Artura (29-07-07)

Artura

Artura, la princesa española, vive ahora en Alemania.
Antes de empezar con la escritura de su diario, quiero dedicar unas palabras a la Organización ANAA. Muchas gracias por toda la ayuda, por lo que me habeis facilitado. Y por supuesto a la Sra. Six, que ayer en el viaje hacia Alemania me informó de la situación actual.
A las 22.00 debía el vuelo aterrizar el vuelo procedente de España. Debido a que el viento estaba a favor, Artura tenía prisa, y llegó un poco antes de lo que estaba planeado con su Madrina Berta. Estaba sentada despierta y atenta en su caja, y pronto mostró unas lágrimas de alegria y alivio.
Luego había que llevarla en el camino al Parking sentada en su caja para dejarla en el coche. Su Madrina fue en un taxi. Pero por suerte hay también en la vida de los aeropuertos buena gente, que no miren al otro lado cuando alguien necesita ayuda Un hombre muy amable me ayudó a llevar a Artura hasta el coche. Sin timidez salió del maletero hacia mí, y se acurrucó enseguida en su manta.
Durante el viaje ni la oí ni la ví. Lo primero que hizo cuando aparqué aquí, fue sacar su preciosa cabecita negra.
¡Ya estamos aquí, Artura. Debes dormir! Salió del maletero y empezó a mover la cola, emocionada cuando vió a George delante del coche.
Cuando la tuve sobre mi brazo, se acurrucó en mí como si ya me conociera, y de nuevo movía la colita.
La dejé en el jardín para ver que pasaba.
Me miró, saltó sobre sus tres patitas y todo lo quería reconocer todo. Luego se fúe directamente a la casa. No estaba nada nerviosa y miró todo con calma, comió su pienso, tomó sus medicamentos, y en un plis-plas despareció en su trono de princesita.

A las 4.30 de la noche se puso nerviosa, y empezó a exigir su ración de cariño con su gran zarpa aterciopelada. Al final cuando terminó la noche, pudo levantarse después de un largo tiempo sin que pudiera estar sola. Pero con un poco de apoyo no hay ningún problema. Y cuando se levantó, ya no necesitó ningún apoyo más.
Su imagen de viaje es quizá mala, todo demasiado inestable. Pero Artura parece poco molesta y está llena de alegría. Tiene que explorar todas las esquinas y hace bien sus negocios.
También los 2 escalones de la casa los ha superado hoy por la mañana y pronto será tan rápida como yo.
Artura es una pequeña labradora, pero lo grande en ella está en su corazón de oro sus patitas de terciopelo y sus fabulosas orejas grandes caidas, como los perros estos que no recuerdo como se llaman. Se ven todas sus costillas, y su cuidador esta tramando otra vez un plan para darle comida Pero pienso que por ahora no deberia engordar rápidamente. En principio parece que no tiene miedo aunque no conoce a nadie. Simpre tiene una sonrisa en su cara, cuando alguien se le acerca, se tumba rápidamente sobre su espalda y quiere que se rasque, y te dá la patita.
El segundo día con Artura ha empezado.
A las 4.30 empezó a sonar el despertador de George, lo que hizo que la Princesita abriera lentamente sus ojos.
Era muy pronto para ella. Pero sin ninguna ayuda, salió al jardín.
Siempre que ella tiene una fase débil, le ayudo con los 2 escalones y allí salta ella sola directamente hacia el jardín. Desde ayer por la mañana no hemos tenido ningún charco ni caca dentro de casa.
Hoy brilla aquí el sol, y hemos podido ver que la Princesa hoy por la tarde tenía otra fase larga de debilidad. Entonces ha tumbado fuera con George dejando que le diera el sol en su tripa.
Ella también nos indica cuando tiene suficiente, y entonces corre de nuevo directa a la puerta de la casa donde nos espera hasta que le ayudemos con los 2 escalones. Artura parece otra.
Duerme mucho y descansa, y se alegra con su ración de cariño y lo mejor para ella es su comida.

Ayer por la tarde, cuando cocinó Karssten, comió ella sentada todo el tiempo al lado de la cocina. ¡Esto huele muy bien, tengo hambre!

Artura es como un sueño que vale la pena vivir.

Es un ser tan suave, lleno de confianza y afecto.

© Copyright 2009 ANAA. Todos los contenidos e imágenes de este site son propiedad de ANAA, para cualquier solicitud de material o contenidos escribe a web@anaaweb.org