• Español (spanish formal Internacional)
  • Deutsch (DE-CH-AT)
home Actualidad Noticias ANAA Noticias 2015 Consejos para bañar a nuestro perro

Consejos para bañar a nuestro perro

b15 703 rehoga2

 

Hoy os vamos a contar algunos consejillos para bañar a nuestro perro y “no morir en el intento”

Lo primero que debemos tener en cuenta a la hora de bañar a nuestro perro o gato (si, a los gatos también les gusta el agua, lo que no les gusta es cómo les manipulamos a la hora de bañarlos) es que debemos empezar a hacerlo, siempre que podamos, cuando todavía sea un cachorro. Así se acostumbrará desde “peque” y lo verá como algo normal, algo que forma parte de su rutina.

Es muy importante que controlemos la temperatura del agua. Debemos evitar que se asuste por cambios de temperatura. Son muy sensibles a los cambios de temperatura y si, la primera vez que lo bañamos se asusta, lo más seguro que es que ya no quiera

 Vamos a intentar que nuestro peludin esté lo más agradable y cómodo posible. Podemos poner en la bañera una alfombrilla antideslizante que evitará que pueda resbalar (con el consiguiente susto y/o golpe doloroso). Para ellos el contacto con la superficie de la bañera no es agradable. Si no disponemos de alfombrilla podemos poner una toalla que absorberá el agua y evitará que nuestro peque se resbale. Si conseguimos que el baño sea agradable y se sienta cómodo, evitaremos que coja miedo.

Vamos a actuar con mucha suavidad. Nuestro peludo debe confiar en nosotros y así se relajará. Esto hará que la misión del baño sea mucho más fácil.

 También podemos ayudar a que se relaje. Un masajito dulce y delicado mientras le bañamos le ayudará. Y podemos dejarle algún juguete que le ayude a entretenerse mientras le bañamos.

Por supuesto no podemos olvidar que tenemos que usar buenos y adecuados productos para el baño. Los productos de humanos no son adecuados para nuestros peludos. Existen gran cantidad de productos específicos que harán que ellos luzcan guapos, limpios y felices.

 Tampoco debemos olvidar que hay que tener cuidado con los cambios de temperatura. Si lo bañamos en lugar frio debemos secarle bien, con toalla y secador (al que ya habremos habituado a nuestro peque de forma tranquila y amigable) si es necesario. Es importante que eliminemos bien la humedad para evitar posibles “resfriados” y malos olores.

 Y los premios, nuestros grandes aliados. Podemos darle algún premio suculento antes, durante y después del baño, aunque lo ideal será hacerlo después del baño para que lo asocie con lo que realmente es: una gratificación por su buen comportamiento.

Esto son solo algunos consejos que nos pueden ayudar a bañar a nuestro peludo, pero no olvidemos que cada perro y cada dueño son únicos y podemos probar hasta encontrar aquello que mejor se ajuste a nuestro compañero peludo.

b11 317 thelma oct11 5

 

 

© Copyright 2009 ANAA. Todos los contenidos e imágenes de este site son propiedad de ANAA, para cualquier solicitud de material o contenidos escribe a web@anaaweb.org