• Español (spanish formal Internacional)
  • Deutsch (DE-CH-AT)
home Actualidad Noticias ANAA Noticias 2017 Cría y Venta de animales 1ª parte

Cría y Venta de animales 1ª parte

criadero

A lo largo de varios artículos repasaremos los distintos aspectos de la cría, venta y comercialización de animales, una actividad que aunque legal, no es ética pues es causa de la esclavitud y el sufrimiento de miles de animales.

Una mayor información respecto a las implicaciones y las consecuencias de la compra y venta de animales en términos de bienestar animal, reforzada por la imposibilidad de negar las evidencias, está generando un cambio en la percepción social de dichas actividades.

Avanzado en otros países, en España ya esta empezando a dar sus primeros pasos haciendo que el sector comercial dedicado a los animales de compañía se plantee la conveniencia de incluir en sus políticas la de la responsabilidad animal dejando de lado la venta de animales y buscando alternativas y opciones éticamente responsables como la de desarrollar acuerdos con asociaciones de rescate para ofrecer animales en adopción, ser anfitrión de eventos de adopción, entre otros, convirtiéndose así en referentes “éticos y de responsabilidad”.

Una responsabilidad ética que va más allá de la meramente legal, la exigencia de un trato basado en el respeto y el reconocimiento de los animales como seres sintientes.

Las leyes suelen ser un reflejo tardío del sentir de las sociedades. En la actualidad en España contamos con una legislación en Protección Animal muy atrasada respecto a los países de nuestro entorno y que en ningún caso refleja la cada vez mayor conciencia y sensibilidad hacia los animales.

La inexistencia de una Ley estatal o Ley Marco de Protección de los Animales genera una gran disparidad en cuanto a los grados de protección, las actividades permitidas y las prohibidas o las obligaciones contempladas en las 17 Leyes de Protección Animal existentes. A esto le sumamos el que se trata de leyes en su mayoría anteriores a 2003, salvo las actualizaciones de Cataluña y la nueva Ley de Madrid (y alguna actualización mínima), y el resultado final es que España cuenta con 17 leyes de Protección Animal (más el Reglamento de Ceuta y la Ordenanza de Melilla) con ámbitos y rangos de protección distintos y en las que no se reflejan ni los avances de la ciencia del bienestar animal, ni los de la conciencia social, ni el principio general del derecho establecido en el Artículo 13 del Tratado de Funcionamiento de la Unión Europea que reconoce a los animales como seres sensibles, es decir con la capacidad de sentir tanto física como emocionalmente.

Primeros pasos hacia la prohibición de venta en tienda: Prohibición de exhibición en escaparates

 

En el año 2014 el Ministerio de Agricultura Alimentación y Medio Ambiente presento el Borrador de Anteproyecto de Ley estatal por el que se establece la normativa básica del Comercio y Tenencia Responsable de Perros y Gatos, iniciativa que no salió adelante y en el cual se establecía entre otros:

Artículo 4.2 Queda prohibida la comercialización de animales en las tiendas de mascotas, así como su exhibición y exposición al público con fines comerciales.

3. La transmisión, a título oneroso o gratuito, de animales solo podrá realizarse directamente bien desde el criador, bien desde un establecimiento de acogida, sin la actividad de intermediarios, actúen éstos a título oneroso o gratuito.”

Diferenciaba el criador habitual del ocasional, obligaba a los cazadores con más de dos perros a inscribirse como núcleo zoológico, etc.

Respecto a la comercialización de animales nos remitimos a las 17 leyes de Protección Animal que aunque distintas, tienen aspectos comunes. La mayoría se limite a regular aspectos tales como declaratoria de núcleo zoológico y registro, y en cuanto a las condiciones de bienestar de los animales se limitan a establecer la obligatoriedad de alimentación, agua y buenas condiciones higiénico-sanitarias.

Sin embargo algunas leyes y ordenanzas empiezan a regular aspectos que van más allá de estos básicos, brindando al animal un mayo grado de protección, más en la línea de responsabilidad y respeto a los animales como ocurre en la ley catalana al establecer entre otras la obligación de entregarlos esterilizados, sin enfermedades hereditarias diagnosticables[1] (los animales vendidos y sus progenitores), o la obligación del personal trabajador de contar con la formación específica: curso de cuidador/a de animales[2], o la de Madrid que veremos en detalle más adelante.

En cuanto a la explicita prohibición de exhibición de animales en escaparates y con el objetivo de evitar que los animales sean molestados, de brindarles unas mejores condiciones de estancia y como medida preventiva frente a la compra impulsiva de animales de compañía y los consiguientes problemas de tenencia irresponsable y abandono, encontramos ya algunos avances mínimos en la legislación tanto autonómica como local:

  • Ley 22/2003 de Protección Animal Cataluña: “Artículo 24e) Mantener a los animales en un lugar adecuado dentro del establecimiento y no exhibirlos en los escaparates de las tiendas.”
  • Ley de Protección de los Animales Extremadura Artículo 24.1e) Mantener a los animales en un lugar adecuado dentro del establecimiento y no exhibirlos en los escaparates de las tiendas.
  • Ordenanza Municipal sobre la Protección, la Tenencia responsable y la Venta de animales de Zaragoza 2013 : “Artículo 30. Mantenimiento de los animales en los establecimientos. 2. Los animales tienen que colocarse a una distancia no inferior a un metro del acceso en el establecimiento, en zonas en que no puedan ser molestados ni visibles desde la vía pública o desde los pasadizos interiores de los establecimientos comerciales colectivos. Supone un gran avance teniendo en cuenta que la Ley de Protección Animal de Aragón no establece ninguna regulación al respecto.”
  • Ordenanza sobre la Protección, la tenencia y la venta de animales del Ayuntamiento de Barcelona, septiembre de 2014 “Artículo 41.2 Los animales deben colocarse a una distancia no inferior a 1 metro del acceso al establecimiento, en zonas en las que no puedan ser molestados ni sean visibles desde la vía pública o desde los pasillos interiores de los establecimientos comerciales colectivos.”
  • Ley 4 /2016 de Protección de los Animales de Compañía (Ver 2ª parte del artículo)

 



[1] Artículo 24c) Vender a los animales desparasitados, sin síntomas aparentes de patologías psíquicas o físicas y sin que sufran, ni los animales que se venden ni sus progenitores, enfermedades hereditarias diagnosticables. Además, los animales de compañía se deben vender esterilizados, de acuerdo con lo previsto en el artículo 11.3, y se deben vender identificados los animales para los que la identificación es obligatoria de acuerdo con el artículo

[2] Artículo 24.2b) Las personas profesionales que trabajen en establecimientos de venta, cría o importación de animales y que tengan que manipularlos deben haber asistido a un curso de cuidador o cuidadora de animales.


operacin argos 1

granada 2008 2

© Copyright 2009 ANAA. Todos los contenidos e imágenes de este site son propiedad de ANAA, para cualquier solicitud de material o contenidos escribe a web@anaaweb.org